La diplomacia, mi tortura

1-Image00021

Yo estoy muy contenta, he conseguido lo que quería, mis peticiones de mejorar mis condiciones laborales por fin han tenido sus frutos, y se ve que a partir de ahora todo va a cambiar y a mejor, como os dije en el post quien no llora, no mama. Se ve que en RRHH me conocen por ser reivindicativa, que le vamos a hacer he llorado y ahora empezare a mamar.

El otro día hablando con mis compañeras de carrera, hablamos de como se deben decir las cosas, la gente opina que yo debería ser mas diplomática, pero es que a mi la diplomacia me parce decir una cosa maquillada de otras cosas, para que suene mas dulce y no se entienda ni la mitad. Yo soy de esas personas directas, que van al grano, con respeto, pero queda claro lo que quiero decir. A mi también me gusta que la gente sea así conmigo porque no se si soy un poco corta o es que cuando me vienen con muchos rodeos desconecto y al final no entiendo nada, quizás es por mi déficit de atención no diagnosticado (ironía).

El caso es que me planteo y aquí necesito vuestra ayuda, ¿que es mejor? parece que cuando eres muy directa la gente se siente atacada, ¿a vosotras os pasa? pero si la gente se siente atacada quizás es porque tienen algún problema, o porque buscan los 6 pies al gato. Parece que todo el mundo esta tan acostumbrado a que le endulcen las verdades que no quiere escucharlas claras y consistentes. ¿como lo veis? ¿vosotros preferís que cuando se trata de cosas practicas, laborales con jefes compañeros, os digan las cosas claras o preferís que os las maquillen en un párrafo largo?

Yo personalmente prefiero la sinceridad directa, sobretodo en cosas practicas laborales. Pero me gustaría mucho saber vuestra opinión.

Muchas gracias por leerme y no tengáis vergüenza en poner comentarios, estamos para eso, ademas yo necesito vuestro feedbak!!

Aprendizaje de hoy:  Quien la sigue la consigue

Si aun no te has suscrito a la Newsletter, significa que te estoy echando de menos. No lo dudes si quieres recibir en tu mail todos mis posts para no perderte ninguno pon aquí tu mail. Me harías muy feliz!

[mc4wp_form]

2 respostes a «La diplomacia, mi tortura»

Respon a Beatriz Cancel·la les respostes

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *