Como tu te sientas, ellos se educan

odio

Como todos sabemos los niños aprenden del ejemplo de los mayores: padres, abuelos o incluso personas que caminan por la calle. No solo tendrán ejemplo de los hechos sino que también de los sentimientos.

Los mas pequeños de la sociedad dominan el lenguaje a partir de los 6 años, antes de eso lo están aprendiendo, lo hablan pero no comprenden todas los significados, sobretodo en conceptos abstractos como puede ser el miedo. Por lo tanto ellos aprenden a sentir antes que a hablar y para aprender a sentir se valen del ejemplo de los demás.

Lo que nosotros sentimos ellos lo sienten, y aprenden a sentir-lo. Es por eso que si tenemos miedo de algo y lo expresamos al lado del peque él lo entenderá como un síntoma de alerta. Así pues si tenemos miedo a los perros, y al ver un perro nos asustamos estando con el pequeño para el que somos ejemplo, es muy probable que él también lo perciba como algo peligroso. Así pues también captan la energía en el ambiente.

¿Y porque os cuento todo eso? Pues porque después de lo ocurrido ayer en Bruselas, todos tenemos miedo, criticamos, hablamos (a veces mas de la cuenta) y incluso hay en el ambiente un rum rum racista hacia los musulmanes.

Me gustaría invitar a todos a un momento de reflexión,  contar hasta 10, y no dejar-nos alarmar por lo ocurrido ni por el bombardeo continuo de los medios. Intentemos no vivir con miedo, explicar lo que ha ocurrido a los mas pequeños, no dejar-les ver las imágenes de la tele o los medios, incluso mejor si no las vemos nosotros.

Reflexionemos antes de empezar a criticar al vecino, cuando pienso en estos terroristas pienso que quieren sembrar el miedo, no nos dejemos, no dejemos que dominen nuestra vida y sobretodo, no dejemos que los peques vivan con miedo. No lo merecen. Tienen derecho a vivir felices, porque por encima de todo son niñas y niños.

No tengo miedo, no van a hacer que viva con miedo.

Hoy os comparto la carta de un padre que perdió a su mujer en los atentados de la sala Bataclan en Francia, es digna de leer.

Esta es la carta traducida al castellano:

“No tendréis mi odio

La noche del viernes robasteis la vida de un ser excepcional, el amor de mi vida, la madre de mi hijo, pero no tendréis mi odio. No sé quiénes sois y tampoco quiero saberlo, sois almas muertas. Si ese Dios por quien matáis tan ciegamente nos ha hecho a su imagen y semejanza, cada bala en el cuerpo de mi mujer habrá sido una herida en su corazón.

Así que yo no os daré el regalo de odiaros. Es lo que buscáis, pero responder al odio con la cólera sería ceder a la misma ignorancia que hace de vosotros lo que sois. Quereis que tenga miedo, que mire a mis conciudadanos con ojos desconfiados, que sacrifique mi libertad por la seguridad. Perdisteis. Sigo siendo el mismo de antes.

La he visto esta mañana, finalmente, después de noches y días de espera. Estaba tan hermosa, como cuando partió el viernes por la noche, tan bella como cuando me enamoré perdidamente de ella hace más de 12 años. Por supuesto que estoy devastado por el dolor, les concedo esa pequeña victoria, pero no durará mucho. Sé que nos acompañará cada día y que nos volveremos a encontrar en ese paraíso de almas libres al que ustedes jamás tendrán acceso.

Nosotros somos dos, mi hijo y yo, pero somos más fuertes que todos los ejércitos del mundo. Y ya no tengo más tiempo para darles, tengo que volver con Melvil que ya ha despertado de su siesta. Tiene apenas 17 meses de edad. Va a comer su merienda como todos los días, después vamos a jugar como siempre y, toda su vida, este pequeño niño les hará frente siendo feliz y libre. Porque no, ustedes no obtendrán su odio”

Antonine Leiris

Enemigo publico numero 1: El estrés

La Aloe vera no sufrio ningun daño

La Aloe vera no sufrio ningun daño

Si amigos, hoy vamos a hablar del estrés y la ansiedad, y es que no es para menos, están de moda hoy en día. Primero vamos a ponerlos en su lugar, luego a saber un poco mas de ellos y luego a ver si puedo dar un poco de luz al tema y encontrar alguna solución.

Bueno en primer lugar el Estrés es un sistema natural de defensa a agentes externos, es la respuesta al miedo, imaginamos una gacela en la sabana, ve al león y se activan sus circuitos del estrés. El corazón late mas deprisa, la musculatura se tensa, y el cerebro se pone en modo huida. Es una respuesta fisiológica normal. La verdad es que el ser humano y todos los animales sin estrés no habríamos sobrevivido, es lo que nos hace escapar de un fuego o cualquier situación de peligro.

La ansiedad no es mas que estrés crónico, el estrés deja de ser efectivo cuando es una respuesta fisiológica constante a todo,  cuando la situación de estrés es continua y se torna ansiedad, malo, se esta tornando enfermedad. La ansiedad es un estado con el que es difícil convivir.  Según el DSM-IV TR (manual diagnostico y estadístico de los trastornos mentales) tiene estos síntomas:

  • Ansiedad y preocupación excesivas.
  • Estado de constante preocupación
  • La ansiedad se asocia a 3 o mas de estos síntomas: inquietud, fatiga fácil, dificultad para concentrarse, irritabilidad, tensión muscular, alteraciones del sueño.
  • Todos estos síntomas pueden presentar deterioro social, laboral y de otras áreas importantes para el individuo.

Bien ya hemos puesto los conceptos en su sitio, ahora ya sabemos definir-los, sobre el papel, el problema principal es cuando van a aparecer.

Bueno en mi caso sufro estrés y ansiedad mas de lo que me gustaría, los sufro cuando estoy haciendo una cosa pero en realidad debería estar haciendo otra. Por ejemplo: estoy aquí publicando esta entrada en el blog, y en realidad debería estar haciendo un trabajo de la universidad. No me concentro ni en una cosa ni en la otra, no disfruto ni de una cosa ni de la otra. Conclusión, no disfruto de nada y es un agobio. Siempre estoy pensando que debería estar haciendo otra cosa, por lo tanto me tenso, aprieto los puños y voy haciendo.

En el trabajo es peor, porque la ansiedad también se presenta cuando nos hacen hacer cosas que sabemos que no tienen sentido, y eso en el trabajo, a mi me pasa mucho!! estar haciendo doble trabajo por hacerlo como otros quieren, a veces solo cumples ordenes y no hay mas remedio. Yo soy de esas que les carcome por dentro.

También me tenso tiemblo y saldría corriendo en situaciones extremas, ante una pelea, o cualquier signo de agresividad… eso quizás lo he aprendido de la naturaleza, pero lo peor, me da ansiedad ver lo jodido que esta el mundo.  Y os preguntareis, ¿Y como vive esta loca? en realidad a mi racionalizar me va muy bien. Cuando siento que tengo estrés o ansiedad, tengo que parar un momento y preguntarme ¿porqué de donde viene y que objetivo tiene, hay para tanto?. Por ejemplo si voy a un examen y estoy nerviosa porque no sabré la lección me digo a mi misma ¿que es lo peor que puede pasar? ¿que suspenda? pues se repite, si eso es un problema, mal vamos.

Lo peor es con los miedos que nos infundan y que creemos que son irremediables,  eso si que produce altos niveles de ansiedad. Por ejemplo perder el trabajo, actualmente es uno de los miedos mas grandes que hay, parece que si te quedas sin trabajo es el fin del mundo. Una pregunta, ¿lo peor del mundo no es estar enfermo de alguna enfermedad difícil y dura de curar? ¿cómo hemos llegado al punto en el que el trabajo, es mas importante que la salud?

La ultima reflexión la hago porque el lugar donde mas dejamos que se nos estrese es el Trabajo. Una situación de estrés continuado, están demostrando, produce enfermedades crónicas, des de problemas psicológicos como depresión a un cáncer.

A mi alrededor hay personas que disfrutan de su trabajo, como mi madre, no la he visto nunca con estrés o ansiedad por el trabajo, ella va a trabajar y se relaja, disfruta, es feliz. Me da una envidia sana! pero es cierto, si tenemos un trabajo que nos aporta felicidad porque nos gusta, el estrés y la ansiedad serán mucho menores.

Pero cuidado, mientras busques un trabajo a tu gusto, puede ser que como yo estés en uno que no te guste y te genere estrés. Pues muy bien, vamos a luchar contra él.

Los estudios dicen que la ansiedad se desarrolla, por exceso de estrés:

  1. Hay que parar. Para liberar el estrés necesitamos comunicarnos con nuestro cuerpo y decirle, -Tio que no nos persigue un León, no pasa nada estamos seguros aquí en la oficina- y relativizar que es lo peor que nos puede pasar.
  2. Hay que respirar, si podéis contar de 20 a 1 respirando cada vez. Podéis hacerlo sentados delante del jefe o en una reunión, es una buena estrategia para relajar el cuerpo
  3. En el día a día, tomaos un tiempo para parar, lo llaman meditar, pero lo podéis llamar como queráis. Simplemente parar, puede ser en la ducha o en el váter, parar, respirar y no pensar en nada, con 5 segundos hay mas que suficiente.
  4. Cuidarse: comer bien y a la hora, dormir las horas necesarias, hacer algo de ejercicio, aun que sea caminar.

Respirar. Es el truco máximo, parece que al respirar el estrés se vuelve pequeño, la lucha contra el estrés y por tanto contra la ansiedad esta hora en vuestras manos, elegir vuestra estrategia, yo volveré con mas.