La entrevista de trabajo II

Entrevista de trabajo
Entrevista de trabajo

Si recordais en el ultimo post el del lunes, hablábamos de las entrevistas de trabajo, de como afrontarlas, de como vencer el miedo que nos dan. Aquí va la segunda parte.

2. El dia de la entrevista

Aspecto físico

A veces queda claro que ropa tienes que llevar, pero a veces no, en en los trabajos mas informales donde mas cuesta elegir lo correcto para ir a la entrevista, no puedes ir mejor vestido que el jefe, tampoco puedes ir con la ropa incomoda que te compraste para la boda, no es una boda es trabajo.

Es importante ir arreglado sin pasarse, o sea arregladita pero informal, tienes que mostrarte como tu eres, con ropa cómoda pero no con el chandal. Elige algo neutro, no de boda pero si bien vestido, unos tejanos y una camiseta. Una falda y una camisa. Que sea cómodo de lo que llevarías en un día normal, algunos consejos:

  • No te pases con el maquillaje: quieren ver tu cara, no una mascara. Que te veas guapa.
  • Si llevas barba arregladita, y si eres de los que se afeitan, recién afeitado.
  • El desodorante es mas importante de lo que crees, una buena impresión empieza por el olor. Si llevas colonia o perfume, no te pases tampoco.
  • Peinado, si llevas rastas un poco recogidas, que no vayan a pensar que te molestan para trabajar.

Que decir y cuando hablar

Aqui se juega todo. Pero tranquilo, si te lo has preparado no tienes que sufrir.

El miedo a hablar demasiado o demasiado poco es algo que tenemos inherente, es completamente normal, por eso quiero ayudarte:

No hables hasta que no te pregunten o se cree un silencio que significa que es tu turno. No se te ocurra cortar el discurso que te estén dando por muy aburrido que sea. Ni tan solo si ya has decidido que no vas a aceptar el puesto, nunca se sabe.

No sabes mas que el que te entrevista, la insolencia es muy castigada, pocos son los jefes que quieren a alguien que sepa mas que él, solo en trabajos de muy alto standing, posiciones muy altas en la empresa, si es el caso, no te hacen mucha falta estos consejos.

Cuando te pregunten o llegue tu turno es el momento de venderte. Para alguien que te esta contratando eres una persona complaciente, trabajadora, puntual, y que dominas lo que te piden. Si en la conversación o el discurso, hay cualquier atisbo de algo que dominas cuando llegue tu turno quédate a gusto y déjalos boquiabiertos. Porque de lo que dominas tu sabes mas que nadie. Se sabe cuanto dominas algo por la capacidad que tienes de resolver problemas que puedan surgir, por lo tanto si ves que puedes sacar un problema sobre el tema y encontrarle una solución sabrán que eres el que mas sabe de eso.

Y el proximo post terminaremos con esta serie, con algo muy importante, el lenguaje no verbal y que pasa cuando acaba la entrevista. No os lo perdáis.

Sharing is caring!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *