El Tiempo apremia pero sin Estrés

Hoy os tenia que hablar sobre como parar la mente, pero no tengo tiempo para hacer un post como os merecéis, por lo tanto he optado por posponer ese post, os pido perdón, llegara pronto.

Me siento mal por no poder hacer el post que quería, pero estoy aprendiendo muchísimas cosas sobre el estrés esta semana, y es que es una semana de esas brutales. Parece que se vaya a acabar el mundo, pero no solo se acaba el año.

Antes de navidad es un momento duro para los fácilmente estresables. Para mi, hay final de trabajos de la universidad y en el trabajo a todos se les ocurren grandes ideas para hacer antes de las vacaciones navideñas. Una de mis compañeras de trabajo sostiene la tesis de que en esta semana no hay nada que vaya a salir bien, por lo tanto habría que trabajar menos, pero nadie le hace caso. Sobretodo los jefes que parece que se quieren ir al fin de año con todo acabado.

Por lo tanto llevo toda la semana de culo, que se dice, y no le puedo dedicar el tiempo que querría a las cosas que me importan, como vosotros. Aun asi estoy haciendo grandes progresos en mi sentido de la culpabilidad. Si, soy de esas personas que a todo dice que si y luego se siente mal por no poder alcanzar los objetivos, estoy aprendiendo a decir que no y no solo eso, sino a que no me sepa mal decir que no. Os lo recomiendo encarecidamente, ya que gracias a este aprendizaje estoy pasando estos días sin estrés.

Un consejo que hoy si que os quiero dar, si tenéis muchas cosas que hacer estos días, no intentéis hacerlas todas a la vez, es imposible, haced una lista de prioridades y haced una cosa después de la otra. Para que salga bien deberíais no pensar en el punto siguiente de la lista sino siempre en el punto en que estais. Se llama vivir el momento y ya sabéis que hablare de ello mas adelante.

Muchas gracias por seguir por aquí.

Un abrazo.

 

[mc4wp_form]

Sharing is caring!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *