Comunicación entre adultos y niñ@s

 

Decía el principito que los adultos son aburridos porque no entienden nada y siempre hay que explicarlo todo mil veces. Se refería a que no entienden nada sobre cómo ven el mundo los niños.

Cómo ya hemos hablado los niños están aprendiendo, una de las cosas que están aprendiendo a dominar es el lenguaje, los neurólogos han averiguado que el lenguaje se adquiere de dos maneras primero se adquiere el lenguaje hablado , de 0 a 6 años y después el lenguaje escrito (estos son los tempos del cerebro). Por lo tanto un niño de menos de 6 años no entiende las palabras como nosotros las entendemos. No entienden la ironía, ni las bromas porque no tienen ese dominio del lenguaje.

En cambio son hábiles en inventar palabras, y transmitir su mundo imaginario des del que también se aprende. A veces les cuesta expresarse o mejor dicho, nosotros no entendemos que nos están diciendo.

Es por eso que cuando hablemos con ellos, lo tengamos en cuenta. A veces creemos que nos toman el pelo, que se están “quedando con nosotros”. A veces les gritamos porque no sabemos cómo expresar la frustración que nos provoca no entenderles,  a veces ellos hacen  rabietas para sacarnos de quicio porque no consiguen que les entendamos ¿Verdad que no le pediréis a un niño de 2 años que participe en un debate filosófico?

A ver si consigo dar algunas herramientas que os pueden ayudar, a mejorar la comunicación con los más pequeños:

Cuando hables con un niño procura ponerte a su altura. Si alguna vez has hablado con una persona mucho más alta que tú sabrás como se sienten. Si les regañamos o les gritamos des de una posición de dominio les estamos diciendo que nos tengan miedo, y el miedo no permite una comunicación fluida. A su altura también será más fácil escucharles y no hará falta que levanten la voz.

Escúchales, tomate un tiempo para escuchar su opinión, si no entiendes lo que te dicen, pregunta de nuevo, que te lo expliquen de otra manera. A ellos les enseña a buscar herramientas para solucionar conflictos y a ti te ayuda a evitar conflictos.

Si preguntan intenta responder, si preguntan mil veces la misma cosa es que no están entendiendo lo que les dices. Intenta cambiar de explicación.

El lenguaje no verbal, como la posición de las manos y sobretodo el tono de voz, son básicos para hacernos entender. Lo primero que el bebé aprende de la comunicación es el tono de voz, sobre los 6 meses ya pueden distinguir si estas enfadada, y reaccionan normalmente con un susto si les lanzas un NO angustiado (por motivos como que van a poner los dedos en el enchufe) por lo tanto cuando empiezan a hablar siguen dando mucha importancia al todo de voz y las emociones que se desprenden

Asegúrate de que han entendió lo que has dicho, pídeles que te lo repitan con sus palabras. También puedes buscar una acción que demuestre que han entendido lo dicho. Si hay que ir de la mano por la calle porque es peligroso, una acción que demuestra que lo ha entendido es que coja tu mano al ir por la calle.

Ya sé que todo parece muy evidente, pero…a menudo entre el madrugón, la pelea por el desayuno, el autobús que se escapa, y lo rápido que pasa el tiempo, se nos olvida.

Sharing is caring!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *