Carta a Sus Majestades los Reyes Magos

capitalismo

Ya es navidad y ha llegado la petición de deseos mas grande que un niño puede hacer.

Hay un debate abierto sobre cómo viven los niños el consumismo, se discuten argumentos como el aumento de ansiedad vinculada a la insatisfacción constante que genera no tener lo último, en cada momento, no ser igual a los demás… Dicen algunos maestros veteranos que a los niños hoy en día les cuesta mas compartir, y sobretodo se ha hablado mucho de la baja tolerancia la frustración.

El capitalismo tiene unas consecuencias que podemos o no aceptar, como adultos, pero no olvidemos la regla de oro, los niños están creciendo, están aprendiendo continuamente. Los niños aún no tienen las herramientas para parar de pedir, o parar de consumir.

Para incrementar su capacidad de satisfacción y su felicidad, propongo algunas cosas que podemos hacer con las listas de deseos y con los regalos cuando lleguen:

En el momento de hacer la lista de deseos o carta a SSMM los Reyes Magos, es interesante que hagamos la carta con ellos, a su lado:

  • Les podemos ayudar a discernir aquello que realmente quieren de aquello que quieren sin un motivo real. Podemos establecer los motivos, por ejemplo un motivo seria “quiero esto porque me gusta y se que jugare con ello” y uno no valido, es de mi punto de vista, seria “quiero esto, porque lo tiene Maria”
  • Conociendo a nuestros hijos y cómo juegan podremos tener mucha información para ayudarles a concretar la lista y que no sea eterna. Así pues podemos imaginar a un niño que tiene 200 peluches pero lo que realmente le gusta es jugar a construcciones. Si vemos que pide otro peluche le podríamos indicar que es mejor pedir algo para construir.
  • También podemos limitar los objetos que pide y proponer que pida también experiencias que pueda a hacer toda la familia junta. Podría ser una excursión, ir a un parque de atracciones o al cine a ver una peli.

Que sucede una vez tengamos en casa todo lo que han traído los Reyes, los que pasan por casa, los que van a casa de la abuela, la tía, la madrina, …

  • Podemos guardar una parte de los juguetes, y irlos sacando durante el año, así evitamos que haya demasiados juguetes y ayudamos al niño a focalizarse y concentrarse. Aun que parezca tonto así se educa el déficit de atención.
  • Podemos poner los juguetes por grupos, por ejemplo todos los de construcciones en una caja o cajón, así al sacar esa caja jugamos a construcciones, esta bien educar a los niños a jugar a una cosa y cuando nos cansamos recogemos y sacamos la caja siguiente, la de los puzzles o las pelotas.
  • También es interesante tener algunos juguetes en casa de la abuela, la tía o en cualquier casa que el niño vaya a visitar, así tendrá allí un grupo de juguetes con los que jugara al ir, serán diferentes y implicaran un juego distinto.

Algunas cosas que los reyes deben traer aun que no estén en la carta:

Libros y cuentos, es esencial inculcar en los niños las ganas y el deseo de leer, si los reyes los traen están diciendo de forma indirecta que leer libros y mirar cuentos es bueno, y tienen razón.

Rompecabezas, hacen que el niño utilice la resolución de conflictos al intentar encajar las piezas. Y ayudan a concentrar-se y ademas, se pueden hacer entre todos.

Otro consejo que me parece muy interesante es que a los niños mas mayores se les incluya en tareas como recaudar juguetes para los mas necesitados, hacer voluntariado al respecto es muy interesante para que vean que no todo es lo que ellos tienen sino que hay un mundo ahí fuera que tiene muchas versiones distintas.

Este es mi regalo de navidad, un post lleno de ideas y con un fuerte Beso para todos.

Feliz Navidad.

Las necesidades educativas especiales (NEE)

Albert Bandura
Albert Bandura

¿Qué son las necesidades educativas especiales? a los niños que por cualquier circunstancia no tienen un rendimiento similar o igual a la norma, se lo engloba en el grupo de NEE y significa básicamente niños que requieren un trato diferente para afrontar los mismos contenidos que sus compañeros.

Las circunstancias son muy diferentes, des de mi punto de vista un niño de altas capacidades necesita un trato especial a su nivel como un niño con TDAH o un problema familiar complicado que repercute en sus estudios.

Cuando hablo de que, se considera englobar a un niño en el grupo de NEE porque no tiene un rendimiento similar o igual a la norma, me refiero a que los docentes y el sistema educativo consideran que hay unos mínimos para cada curso, que cada niño debe asumir antes de pasar al curso siguiente. Por ejemplo, se espera que los niños en primero sepan leer y escribir frases enteras.

Así pues ¿que significa cuando nos dicen que nuestro hijo tiene necesidades educativas especiales? En primer lugar nos tiene que quedar claro que NO significa que sea tonto, o que no vaya a adquirir el mismo nivel que los demás. Sino que para llegar al máximo de sus capacidades sera necesario que este niño reciba mas ayuda que algunos de sus compañeros.

En breve hablaremos de cada trastorno y de como podemos ayudar

 

Pequeños científicos

Einstein-error

Todos los que hayamos mirado por mas de 30 minutos a un bebé de hasta 2 años, podremos comprobar que son científicos puros. El método científico Según el Oxford English Dictionary «consiste en la observación sistemática, medición, experimentación, la formulación, análisis y modificación de las hipótesis»

En primer lugar esta la observación sistemática, aun que no tengan cuaderno de apuntes, miran fijamente algo, a su manera lo miden, lo cogen y experimentan con lo que tienen, al margen del uso que nosotros le hayamos dado a ese objeto. Ellos deben descubrir que uso tiene ese objeto para ellos, y formulan hipótesis. Mi hijo (10 meses) se preguntaba si un rotulador (tapado), podía meterse por un rollo de celo, después de un buen rato de concentración, lo consiguió y lo repitió muchas veces, demostrando su hipótesis.

Para que algo cristalice en el cerebro se necesita comprobar lo aprendido, no basta con darse una vez con la cabeza en la mesa, una vez no significa nada, y no es que sean tontos, ni mucho menos, es que están aprendiendo.

Además de la probabilidad, uno de los principios de la ciencia es que un experimento que haya tenido éxito tiene que debe poder replicar, repetir obteniendo los mismos resultados. Un niño hace lo mismo. Se levanta toca la mesa con la cabeza, se agacha y lo repite, hasta que entiende por ensayo-error que si se levanta se da un golpe en la cabeza, es probable que después de un experimento así sea prudente cada vez que se levante debajo de algo con lo que pueda topar. Ha aprendido.

Así pues para aprender utilizan: el ensayo-error, la probabilidad y la aplicabilidad. Es bueno que les dejemos experimentar, aun que no estén dando al juguete el uso para el que estaba diseñado, esperad, a ver que se inventa.

Cuándo empezar a poner límites

Carl Jung

Como dice Selma Fraiberg “el niño al que no se le ponen límites llega la conclusión de que sus padres no le quieren” por lo tanto los límites son muy importantes en la educación del niño. Son muy importantes para su seguridad y básicos para su educación, no olvidemos que somos seres sociales y querremos ir a todas partes con nuestro hijo.

Los límites También ayudan al adolescente a tener una linea clara de aquello que debe o no poner en duda y saltarse los limites si así lo ve preciso. Pongamos por caso, un adolescente que no ha tenido límites en su infancia, en el momento de la adolescencia toca transgredir los límites, ver que pasa, cruzar fronteras. ¿Que pasa si uno no tiene límites que transgredir? en realidad lo que ocurre es que los buscará allí donde los pueda encontrar, se saltara la ley, por ejemplo. En cambio un adolescente que en su infancia ha sido educado con límites, los transgredirá, pero no es lo mismo saltarse la ley que llegar una hora tarde a casa. Esos límites que tenemos en la adolescencia, se aprenden y adquieren durante la niñez.

¿Cuándo es el momento de empezar a enseñar-los?

Según los pediatras el niño empieza a “tomarnos el pelo” cuando llega a los 6 meses. A esa edad ya es consciente de algunas cosas, como por ejemplo la dependencia la madre, deja de ir con cualquiera (si algún día lo hizo) para pedir-le a la madre que esté siempre ahí. Ya llora por motivos como que no quiere estar en la cuna, o que no le apetece dejar de jugar. También es el momento que algunos eligen para empezar a sentarse, con lo cual cambia su perspectiva, y quieren cogerlo todo. Este es un buen momento para empezar con los límites. Por ejemplo, pongamos que empezamos con la Alimentación complementaria, un límite será que el niño coma siempre en su trona. O pongamos que vamos en coche, un límite es no salir de la silla del coche mientras estemos conduciendo. Si lo sentamos en el regazo mientras comemos, un límite será no coger el cuchillo.

Es importante no ver los limites como imposiciones infranqueables, pero si ser constantes en su enseñanza. Al principio la mayoría de límites son de seguridad o hábitos, pero pronto habrá que enseñar los correspondientes al comportamiento, aun que nuestro hijo no entienda el NO (a partir de los 11 meses aun que no entienden el concepto, reaccionan a NO parando lo que están haciendo) si no quieres que haga algo de mayor no se lo dejes hacer de niño. Por ejemplo, gritar en el transporte público, aun que el niño tenga menos de 11 meses si no quieres que se acostumbre a gritar (que no llorar) ayuda-le a entender que te molesta.

Contra antes empecemos mas fácil será porque no tendremos malos hábitos que corregir. Por cierto, piensa que los límites tienen que ser acorde con la edad del niño o niña, no olvidemos que son niños y tienen sus necesidades.

La pequeña atención

Atención plena

Una pregunta mas difícil de lo que parece. ¿cuanto tiempo sois capaces de estar atentos a una sola cosa? Yo muy poco, siempre he pensado que quizás tengo un déficit de atención, que pena que no pueda diagnosticarme a mi misma. Por ejemplo, me pongo a limpiar la casa, empiezo en el comedor, voy a llevar algo a una habitación y me pongo con esa habitación, en 15 minutos tengo la casa patas arriba, todas las habitaciones a medio ordenar.

Ahora imaginemos la mente de un niño o una niña, hasta los dos años todo es nuevo para ellos y hasta los siete aprenden muchas cosas cada día. Algunas se quedan en la mente, otras que parecen menos importantes, vuelan. A estos consumidores voraces de información y estímulos les pedimos que se concentren, que no pierdan la atención.

Es importante saber que mantener la atención es algo imprescindible para la supervivencia. Cuando pensamos en atención pensamos en hacer los deberes, hacer un puzzle, leer un libro,…pero en realidad la capacidad de estar atentos a una sola vía de pensamiento es algo que nuestro cerebro hace constantemente sin que nos demos cuenta. La atención se activa al tener que tomar una decisión, los psicólogos lo llamamos resolución de conflictos, i un conflicto para la mente puede ser des de resolver una ecuación a aparear un calcetín. Cuando hacemos una ecuación matemática necesitamos inhibir los demás pensamientos para poder resolver-la, pero al buscar dos calcetines iguales en el cubo de la ropa limpia también debemos inhibir los pensamientos que nos vienen a la mente.

Por lo tanto mantener la atención es algo que se aprende. Y también es algo que se puede y debe enseñar. Estemos tranquilos si los niños y las niñas se muestran inatentos, a algunos nos cuesta mas aprender unas cosas que otras.

Anotación: este post habla de la atención, al margen de los trastornos diagnosticados.

Sentando las bases

Carl Jung
Carl Jung

Jose Antonio Marina en su libro “La inteligencia ejecutiva” dice una frase que me ha parecido muy interesante “El niño necesita tres cosas: ternura, disciplina y comunicación”

Que fea es la palabra disciplina, me hace pensar en castigos, en miedo, es mala educación…y es una pena, su origen es muy diferente, ya que discípulo es aquel que aprende. Y esa es la definición de niño. Aquel que aprende. Podríamos devolver la dignidad a disciplina o cambiar la palabra por la expresión: educar en los limites.

Por lo que respeta a la ternura, para mi se queda corto para expresar como se educa a un niño/a, yo le llamaría amor, me parece una expresión mas sincera de lo que yo siento hacia mi hijo y también hacia el resto de los niños. Entendiéndolo cómo sentir, tanto afecto por alguien, que le deseas y procuras todo lo bueno.

Por ultimo, estoy muy de acuerdo con el termino comunicación expresado por Marina. La comunicación es primordial para la educación. Y no solo la comunicación verbal que es lo que muchos entendemos por comunicación, sino todo lo que en nosotros comunicamos hacia el niño y eso engloba tanto las palabras, como las imágenes como los gestos…todo es comunicación, des de un beso, hasta una obra de arte. Y toda la comunicación que nos encontramos en el mundo educa.

Por lo tanto en la educación de Sofía, el niño/a necesita tres cosas: amor, limites y comunicación.

La resiliencia

levantarse

Resiliencia es un termino que vamos conociendo cada vez mas, actualmente se habla mas de él, y es que ¿como pueden sobrevivir niños en las calles de Bombai y más ser felices viviendo en pésimas circunstancias? ¿Cómo sobrevive un niño des de su nivel de sabiduría a un desahucio de su casa, con su familia? ¿Cómo pueden estos niños que han vivido traumas tan grandes llegar a ofrecer una vida responsable y feliz como adultos en esta nuestra sociedad? La respuesta a todas estas preguntas tiene mucha relación con la Resiliencia, para quien aun la desconozca se trata de las estrategias que buscamos ante situaciones que se nos hacen difíciles en la vida, la resiliencia es continua, pero se desarrolla sobretodo en la infancia, al no tener los padres un manual de “como educar a un niño” lo hacen como pueden, unos mejor y otros peor. El niño al nacer y hasta los 3 años reclama todo el amor, no solo de sus padres, sino de todo el mundo porque dependerá del amor que seamos capaces de transmitir-le entre los 0 y los 3 años el amor que el de mayor pueda llegar a dar.

El amor es des de un inicio el lenguaje de un bebe y todo lo que altere ese amor se convertirá en una grieta, una grieta que sin saberlo queda en nuestro interior y resurge de las cenizas durante el resto de nuestra vida, los psicólogos lo llamamos trauma. Pero de los pequeños traumas sacamos estrategias para nuestra supervivencia, eso es la resiliencia, esa estrategia basada en la imaginación, o la bondad extrema hacia los demás para sentir que perteneces al grupo.

El sentimiento mas traumático para un bebe, es el abandono, ya que representa la negación al amor, el abandono es el eje mas común de la resiliencia, provoca sentimiento de exclusión del grupo y acarrea fuertes repercusiones en el adulto sobretodo en el ámbito de las relaciones sociales.

Me surge una pregunta, la resiliencia es una estrategia de reparación y autorescate,¿ entonces es positiva? ayuda a la supervivencia positiva, ¿pero seria posible no necesitarla? es decir dar a los bebes y niños todo lo que necesiten para que no sufran traumas y no tengan que desarrollar resiliencia. Hace un tiempo que pienso en ello, la resiliencia es una estrategia que surge de un momento donde nuestro sentimiento ha sido negativo, si hemos sabido desarrollar esta resiliencia eso nos garantiza una capacidad para girar la tortilla ante los malos acontecimientos, si lo hicimos de niños podremos hacerlo de adultos. ¿Seria mejor que un niño no sufriera nunca? ¿Es posible que un niño aprenda que el fuego quema sin acercar el dedo a una vela? o ¿que sepa que el suelo es duro sin haber caído nunca? Pues yo creo que no, aprendemos por ensayo error, la función de los padres es estar presentes para que el error no sea demasiado catastrófico, y sigamos con vida, el abandono estará presente en nuestra vida, cuando dejamos a los niños en casa de los tíos, con la canguro, en la guardería o en la escuela, la mayoría lloran los primeros días, porque se sienten abandonados, pero también es importante que aprendan poco a poco a sentirse independientes.

Por ultimo, es posible que todos nosotros/as hayamos desarrollado una estrategia de resiliencia ante algo que no haya ocurrido en la vida, me gustaría motivaros para buscar vuestras resiliencias, en que momento, ante que circunstancias desarrollasteis vuestra resiliencia, porque seguro que actualmente y sin saber-lo muchos la seguís usando, y conocer a aquellos que nos acompañan en el camino de la vida es muy importante.

 

 

 

Embarazo y trabajo

Y solo con el titulo os desvelo el motivo de mi ausencia. He tenido un hijo, gran cambio en la vida y también gran cambio en el trabajo que me ha hecho reflexionar y mucho.

Al trabajar con productos químicos no podía realizar mi trabajo de forma adecuada, por lo tanto embarazada de 4 meses me dieron algo que se llama, permiso por riegos laborales. Lo debe conceder la mutua a todas las mujeres que debido a su trabajo pueden poner en riesgo la salud del bebé. La mutua te paga el salario y así la empresa puede contratar a otra persona en tu lugar.

Todo hubiera quedado ahí si no fuera porque sea por las hormonas o por otro factor, empecé a dar mas importancia a los riesgos laborales de mi lugar de trabajo. Después de mucho leer me di cuenta que no estaban cumpliendo las normas básicas de la protección y así lo expresé a mis superiores. A los jefes a menudo les pasa que no quieren invertir, y si tienes a otra persona que hace el mismo trabajo sin quejarse, ¿que más da si hay seguridad o no? si nunca pasa nada, no hay riesgo.

Así pues el volver de mi baja por maternidad, me comunicaron que mi trabajo allí había terminado, evidentemente para estar dentro del marco legal no podían despedirme hasta que el bebé cumpliera 9 meses, pero el hecho es el mismo. Han aprovechado el tiempo de ausencia para formar a otra persona, que no se preocupa por los riesgos laborales, y yo estoy en el paro.

Por lo tanto ahora, me voy a leer mis posts con categoría: En el paro.

Bienvenidos todos y todas, y perdonad por la ausencia.

Yo me valoro, ¿tu te valoras?

En mi trabajo se vive una situación curiosa, no hay garantías de seguridad para trabajar, es una cuestión de riesgos laborales pero nadie toma la responsabilidad, o sea que los trabajadores siguen trabajando sin mas.

Ese es el problema, que los trabajadores sigan trabajando pese a estar expuestos a condiciones nada favorables para la salud. La máxima es, si no pasa nada seguimos igual. ¿Que pasa si estamos en una situación parecida en el trabajo? ¿que tenemos que hacer?

Para mi es sencillo, si no hay garantías no trabajo, y otros diréis, pero es que si no trabajas te echan. Y si trabajas arriesgas tu salud y yo prefiero ser una pobre en el paro que estar enferma. Y eso es porque yo me valoro a mi misma. Si me parece muy importante valorar la salud en el trabajo, si no estamos bien no podemos trabajar, por lo tanto si tengo fiebre me quedo en casa, como os contaba aquí, con la experiencia pasada, también me valoro para que no me machaquen, si veo que el trabajo excesivo, o si veo un abuso me quejo.

Y es que no nos quejamos suficiente, sobretodo no nos quejamos a quien nos tenemos que quejar, no se puede uno querer menos de lo que es, por lo tanto. Hoy a valorar-se, haz una lista de lo que crees que es injusto y de lo que eres capaz de tragar en el trabajo, y valora cuales son lógicas (porque tienen que ver con que no te guste tu trabajo o por una situación concreta) y cuales son completamente intolerables. Subraya las intolerables y busca la forma de solucionarlas. Si no se te ocurre ninguna forma de solucionarla, mándame un email y yo te ayudo!

Un caso de mobbing laboral: Final de la historia

https://www.flickr.com/photos/rheinitz/

Este es el final de una historia para poder leerla entera hay que empezar por el principio, y seguir por su parte II, parte III, gracias por leerla!  

Después de la experiencia del ataque de ansiedad, Erim esta aun mas asustada y aun mas estresada a la hora de ir a trabajar, no sabe que le esta pasando y no sabe que es lo que tiene que hacer, se encuentra realmente mal, casi no come, ni duerme y apenas habla con nadie. Hace ya una semana del ataque de ansiedad, ha seguido yendo a trabajar, sus paseos a llorar al baño son habituales, la presión en el pecho la ha acompañado todo el tiempo, pasa las tardes en casa sentada en el sofá viendo programas absurdos en la tele a los que ni siquiera presta atención. Sus amigos no saben que decirle, ella no los llama y ellos no la llaman, la peor parte se la lleva su pareja, intenta animarla para hacer cosas, pero ella no puede, solo quiere llorar, esta desesperada!

Lo peor es que no sabe que le esta pasando y nadie le da una solución, esta situación se perpetua durante meses, cada vez mas delgada y demacrada, no tiene ganas de hacer nada ni por las tardes ni el fin de semana, el solo hecho de ir a trabajar y aguantar la compostura la deja tan cansada que no puede hacer nada mas. Entonces un día que le da por llorar en su casa y gritar como una loca, se da cuenta de que no puede seguir así, de que no se reconoce a si misma, que tiene que hacer algo para salir de esta situación y recuperar-se a si misma, porque ahora se mira en el espejo y no se reconoce.

Busca en Internet, “depresión laboral” “ansiedad en el trabajo” y finalmente “acoso laboral” la definición de la Wikypedia le abre los ojos de par en par…”esto es lo que me esta pasando” y ve la luz. Pese a saber ahora cual es el origen no sabe aun como librar-se de su ansiedad, pero si sabe que es una victima y empieza a buscar la forma de salir de la situación. Lo primero que hace es visitarse en psiquiatría, la psiquiatra le recomienda que coja la baja laboral, ya que después de escucharla dictamina que el problema es el trabajo y hasta que no se distancie del problema no podrá salir de la situación. También le da medicación para la depresión y la ansiedad. Así que Erim le hace caso, completa el papeleo y se va a su casa, gracias a la medicación logra dormir, que alivio, al cavo de unas semanas se va sintiendo mejor, puede respirar siempre que no piense en el trabajo y este distraída, solo lo pasa mal si tiene que ir por algo al lugar de trabajo, pero consigue evitar-lo y empieza a buscar estrategias, una psicóloga que la ayude y empieza a hacer terapia.

En cuanto empieza a sentir-se mejor la invade una rabia muy grande por haber estado en esa situación, tiene ansias de que se haga justicia y empieza a informar-se de que necesitaría para denunciar dicha situación, empieza hablando con el superior de su jefa, armándose de valor, le explica toda la situación que el superior dice que contrastara con la jefa. Al regresar a hablar con él, el superior excusa a la jefa, Erim cree que se va a ahogar pero ahora no por ansiedad sino por ira! Se siente impotente, quiere que se haga justicia, va a preguntar al sindicato, pero la disuaden de denunciar, según le cuentan es muy difícil demostrar un caso de acoso laboral, necesita testigos y pruebas que no parecen nada fáciles de conseguir.

Su terapeuta le aconseja que deje esa ira y que deje de buscar justicia, que se centre en ella misma, en superar la situación, en volver a ser feliz. Para Erim tiene mucho sentido, de nada le va a servir empezar una guerra que le va a costar dinero, estrés, y que es probable que pierda, otros pensaran diferente, pero para ella es mas importante ser feliz.

Pasados dos meses de baja la despiden del trabajo, Erim se siente aliviada, uno se sus granes miedos era tener que volver allí, ahora ya sabe lo que tiene que hacer, buscar un nuevo trabajo y empezar de nuevo con todo lo aprendido.

 

Se que muchos estaréis pensando, que NO! Incluso puede que al leer los últimos párrafos penséis “como puede ser que no denuncie”, si creo que hay que denunciar, pero también creo que una persona en las circunstancias de Erim no tiene en el momento en que se encuentra, fuerzas para afrontar esa batalla. Y eso no debe avergonzar a nadie. De las situaciones que vivimos en la vida hay que aprender, si uno después de un caso de mobbing laboral, se esfuerza por aprender de la situación, no solo conseguirá salir de ella sino que también conseguirá tener herramientas para que no le vuelva a suceder. Y ese es des de mi punto de vista, la mejor perspectiva para ganar la batalla.