Carta a Sus Majestades los Reyes Magos

capitalismo

Ya es navidad y ha llegado la petición de deseos mas grande que un niño puede hacer.

Hay un debate abierto sobre cómo viven los niños el consumismo, se discuten argumentos como el aumento de ansiedad vinculada a la insatisfacción constante que genera no tener lo último, en cada momento, no ser igual a los demás… Dicen algunos maestros veteranos que a los niños hoy en día les cuesta mas compartir, y sobretodo se ha hablado mucho de la baja tolerancia la frustración.

El capitalismo tiene unas consecuencias que podemos o no aceptar, como adultos, pero no olvidemos la regla de oro, los niños están creciendo, están aprendiendo continuamente. Los niños aún no tienen las herramientas para parar de pedir, o parar de consumir.

Para incrementar su capacidad de satisfacción y su felicidad, propongo algunas cosas que podemos hacer con las listas de deseos y con los regalos cuando lleguen:

En el momento de hacer la lista de deseos o carta a SSMM los Reyes Magos, es interesante que hagamos la carta con ellos, a su lado:

  • Les podemos ayudar a discernir aquello que realmente quieren de aquello que quieren sin un motivo real. Podemos establecer los motivos, por ejemplo un motivo seria “quiero esto porque me gusta y se que jugare con ello” y uno no valido, es de mi punto de vista, seria “quiero esto, porque lo tiene Maria”
  • Conociendo a nuestros hijos y cómo juegan podremos tener mucha información para ayudarles a concretar la lista y que no sea eterna. Así pues podemos imaginar a un niño que tiene 200 peluches pero lo que realmente le gusta es jugar a construcciones. Si vemos que pide otro peluche le podríamos indicar que es mejor pedir algo para construir.
  • También podemos limitar los objetos que pide y proponer que pida también experiencias que pueda a hacer toda la familia junta. Podría ser una excursión, ir a un parque de atracciones o al cine a ver una peli.

Que sucede una vez tengamos en casa todo lo que han traído los Reyes, los que pasan por casa, los que van a casa de la abuela, la tía, la madrina, …

  • Podemos guardar una parte de los juguetes, y irlos sacando durante el año, así evitamos que haya demasiados juguetes y ayudamos al niño a focalizarse y concentrarse. Aun que parezca tonto así se educa el déficit de atención.
  • Podemos poner los juguetes por grupos, por ejemplo todos los de construcciones en una caja o cajón, así al sacar esa caja jugamos a construcciones, esta bien educar a los niños a jugar a una cosa y cuando nos cansamos recogemos y sacamos la caja siguiente, la de los puzzles o las pelotas.
  • También es interesante tener algunos juguetes en casa de la abuela, la tía o en cualquier casa que el niño vaya a visitar, así tendrá allí un grupo de juguetes con los que jugara al ir, serán diferentes y implicaran un juego distinto.

Algunas cosas que los reyes deben traer aun que no estén en la carta:

Libros y cuentos, es esencial inculcar en los niños las ganas y el deseo de leer, si los reyes los traen están diciendo de forma indirecta que leer libros y mirar cuentos es bueno, y tienen razón.

Rompecabezas, hacen que el niño utilice la resolución de conflictos al intentar encajar las piezas. Y ayudan a concentrar-se y ademas, se pueden hacer entre todos.

Otro consejo que me parece muy interesante es que a los niños mas mayores se les incluya en tareas como recaudar juguetes para los mas necesitados, hacer voluntariado al respecto es muy interesante para que vean que no todo es lo que ellos tienen sino que hay un mundo ahí fuera que tiene muchas versiones distintas.

Este es mi regalo de navidad, un post lleno de ideas y con un fuerte Beso para todos.

Feliz Navidad.

Sharing is caring!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *