Auto Ayuda

 

Hace un tiempo redactaba un trabajo para la universidad sobre las pocas credenciales que se le dan a la auto-ayuda o mejor dicho psicología positiva. Los que me conocen saben que soy una persona muy positiva pero también tengo momentos de tristeza y desesperación  miedo, ansiedad, ira,…no son predominantes pero son emociones también  para mi igual de importantes de conocer y vivir.

El último libro de «auto-ayuda» que cayó en mis manos se llama emociones toxicas, y habla de cuando cualquier emoción se torna toxica por excesiva o más concreta-mente por no dejar-nos vivir sin estar pendientes de ella. El exceso es toxico, la carencia también  uno de los problemas de la psicología positiva es ciertamente el excesivo positivismo con que hay que afrontarlo todo, si seguimos dichas doctrinas y dogmas, nos veremos en la obligación de sonreír siempre y ponernos una máscara de felicidad que señores y señoras, cuesta mucho esfuerzo mantener. Entonces encontramos seguidores férreos de la auto-ayuda que en vez de enfrentar los problemas y encontrar solución se aferran a la negación constante» me ha sucedido esto es muy grave me siento fatal, pero si cambio mi pensamiento a positivo todo irá mejor»  y si, va mejor pero sobre todo para los demás  es mas agradable rodear a alguien feliz que rodear a un gruñón  pero que le sucede al gruñón o al triste, que esconde sus sentimientos detrás de una falsa sonrisa, mientras piensa «positivo, positivo, positivo…» como si fuera un mantra. Es mejor que sea positivo para los que le rodean pero no para él. Cada acto que hacemos o recibimos en la vida nos hace sentir alguna emoción   según la psicología positiva solo las emociones «positivas» deben expresarse estas son entre otras felicidad, alegría  salud, en cambio las «negativas» miedo, ira, tristeza,..hay que esconderlas en un cajón.

Des de mi punto de vista así no arreglamos nada, si sientes miedo pregúntate ¿por qué? Si ese miedo es racional, si te deja vivir, de donde viene,…pero no lo ocultes porque ese esfuerzo por ocultar los sentimientos «negativos» desgasta, agota y solo consigue hacer que esos sentimientos se aferren mas a nosotros,  no quiero decir que haya que regodearse en el negativismo, sino que hay que conocerlo, y enfrentarlo.

Solo superando dichas emociones podremos afrontar el día a día con positivismo, sin enquistar-nos en la obligación de ser feliz ni en el desastre de ser infeliz.

15 dias en agosto

[youtube=http://youtu.be/brYtzu8aH0c]

Rendidos, superados por el colosal cambio que deseamos y somos incapaces de luchar por él, aborregados seguimos el camino un pie delante para que parezca que el camino avanza, aun que en lo que derechos se trata no hace mas que retroceder, hemos perdido la esperanza, miles han logrado apartarse del camino a fuerza de nuevas iniciativas y perseveranza pero somos millones los que no hemos encontrado la oportunidad de salir, quizás ¿falta de voluntad? ¿De creencia? ¿De perseverancia? Creo que mas bien vagancia, es el poder de dejarse llevar por la corriente, no es culpa de nadie, o ¿si? Fuera de las teorías conspiranoicas el capitalismo necesita buenos clientes bien adoctrinados para sobrevivir, los mensajes negativos en tanta continuidad de tiempo (6 años ya) se hacen repetitivos y pierden toda relevancia, lo que en el 15M nos escandalizaba ahora nos lo dejamos arrebatar aborregados, bajo la creencia falsa e inculcada que no hay mas remedio, que si queremos sobrevivir hay que tragar…en realidad nosotros tenemos que sobrevivir para que ellos el 1% que mueve el mundo, puedan vivir, lo sabemos, somos conscientes pero no hacemos nada, estamos apollardados solo esperando 15 días en agosto.