La resiliencia

levantarse

Resiliencia es un termino que vamos conociendo cada vez mas, actualmente se habla mas de él, y es que ¿como pueden sobrevivir niños en las calles de Bombai y más ser felices viviendo en pésimas circunstancias? ¿Cómo sobrevive un niño des de su nivel de sabiduría a un desahucio de su casa, con su familia? ¿Cómo pueden estos niños que han vivido traumas tan grandes llegar a ofrecer una vida responsable y feliz como adultos en esta nuestra sociedad? La respuesta a todas estas preguntas tiene mucha relación con la Resiliencia, para quien aun la desconozca se trata de las estrategias que buscamos ante situaciones que se nos hacen difíciles en la vida, la resiliencia es continua, pero se desarrolla sobretodo en la infancia, al no tener los padres un manual de «como educar a un niño» lo hacen como pueden, unos mejor y otros peor. El niño al nacer y hasta los 3 años reclama todo el amor, no solo de sus padres, sino de todo el mundo porque dependerá del amor que seamos capaces de transmitir-le entre los 0 y los 3 años el amor que el de mayor pueda llegar a dar.

El amor es des de un inicio el lenguaje de un bebe y todo lo que altere ese amor se convertirá en una grieta, una grieta que sin saberlo queda en nuestro interior y resurge de las cenizas durante el resto de nuestra vida, los psicólogos lo llamamos trauma. Pero de los pequeños traumas sacamos estrategias para nuestra supervivencia, eso es la resiliencia, esa estrategia basada en la imaginación, o la bondad extrema hacia los demás para sentir que perteneces al grupo.

El sentimiento mas traumático para un bebe, es el abandono, ya que representa la negación al amor, el abandono es el eje mas común de la resiliencia, provoca sentimiento de exclusión del grupo y acarrea fuertes repercusiones en el adulto sobretodo en el ámbito de las relaciones sociales.

Me surge una pregunta, la resiliencia es una estrategia de reparación y autorescate,¿ entonces es positiva? ayuda a la supervivencia positiva, ¿pero seria posible no necesitarla? es decir dar a los bebes y niños todo lo que necesiten para que no sufran traumas y no tengan que desarrollar resiliencia. Hace un tiempo que pienso en ello, la resiliencia es una estrategia que surge de un momento donde nuestro sentimiento ha sido negativo, si hemos sabido desarrollar esta resiliencia eso nos garantiza una capacidad para girar la tortilla ante los malos acontecimientos, si lo hicimos de niños podremos hacerlo de adultos. ¿Seria mejor que un niño no sufriera nunca? ¿Es posible que un niño aprenda que el fuego quema sin acercar el dedo a una vela? o ¿que sepa que el suelo es duro sin haber caído nunca? Pues yo creo que no, aprendemos por ensayo error, la función de los padres es estar presentes para que el error no sea demasiado catastrófico, y sigamos con vida, el abandono estará presente en nuestra vida, cuando dejamos a los niños en casa de los tíos, con la canguro, en la guardería o en la escuela, la mayoría lloran los primeros días, porque se sienten abandonados, pero también es importante que aprendan poco a poco a sentirse independientes.

Por ultimo, es posible que todos nosotros/as hayamos desarrollado una estrategia de resiliencia ante algo que no haya ocurrido en la vida, me gustaría motivaros para buscar vuestras resiliencias, en que momento, ante que circunstancias desarrollasteis vuestra resiliencia, porque seguro que actualmente y sin saber-lo muchos la seguís usando, y conocer a aquellos que nos acompañan en el camino de la vida es muy importante.

 

 

 

Embarazo y trabajo

Y solo con el titulo os desvelo el motivo de mi ausencia. He tenido un hijo, gran cambio en la vida y también gran cambio en el trabajo que me ha hecho reflexionar y mucho.

Al trabajar con productos químicos no podía realizar mi trabajo de forma adecuada, por lo tanto embarazada de 4 meses me dieron algo que se llama, permiso por riegos laborales. Lo debe conceder la mutua a todas las mujeres que debido a su trabajo pueden poner en riesgo la salud del bebé. La mutua te paga el salario y así la empresa puede contratar a otra persona en tu lugar.

Todo hubiera quedado ahí si no fuera porque sea por las hormonas o por otro factor, empecé a dar mas importancia a los riesgos laborales de mi lugar de trabajo. Después de mucho leer me di cuenta que no estaban cumpliendo las normas básicas de la protección y así lo expresé a mis superiores. A los jefes a menudo les pasa que no quieren invertir, y si tienes a otra persona que hace el mismo trabajo sin quejarse, ¿que más da si hay seguridad o no? si nunca pasa nada, no hay riesgo.

Así pues el volver de mi baja por maternidad, me comunicaron que mi trabajo allí había terminado, evidentemente para estar dentro del marco legal no podían despedirme hasta que el bebé cumpliera 9 meses, pero el hecho es el mismo. Han aprovechado el tiempo de ausencia para formar a otra persona, que no se preocupa por los riesgos laborales, y yo estoy en el paro.

Por lo tanto ahora, me voy a leer mis posts con categoría: En el paro.

Bienvenidos todos y todas, y perdonad por la ausencia.